0

CORONACIÓN DE LA VIRGEN DE GUADALUPE

ANIVERSARIO  LXVI  DE  LA  CORONACIÓN  DE  LA  VIRGEN

DE  GUADALUPE

Coronacion virgen Gpe

 En esta CIUDAD de SAN JUAN DEL RÍO, QRO.

19 de enero de 1949

 UN POCO DE HISTORIA

 Especial celebración vivieron hace LXVI años los sanjuanenses, cuando un día como hoy fue coronada la imagen de la Santísima Virgen de Guadalupe como reina de nuestra ciudad, por los entonces señores Obispos de León y Querétaro, hecho que congregó a todos los habitantes.

Resalta también la peregrinación a pie de La Venta a la Parroquia, la tarde del 11 de diciembre del año anterior, en la que se exhibió la corona y cetro en una urna de cristal, con la que el 19 de enero de 1949 fue coronada la imagen Guadalupana.

El 10 de enero inició el solemne novenario y se realizaron nutridas peregrinaciones, y la noche previa al acontecimiento, menciona en su libro Monseñor Manuel Pérez Esquivel, “en los solemnes Maitines Pontificales lució el templo su hermoso decorado, sus adornos florales, sus joyas, su iluminación y sus ricos ornamentos… Por fin llegó el día ardientemente esperado… el júbilo muchas veces reprimido, ahora no se pudo contener, estalló en mil formas. Antes de despuntar el día se reunieron los fieles a entonar a la Madre las populares mañanitas y a medida que avanzaba fueron llegando de todas partes multitudes de fieles que se reunían, antes de la hora conveniente -en el solar detrás de la Hacienda La Venta de la Familia Gómez,-lugar señalado de antemano para la ceremonia de Coronación. Ante los clarines y tambores hacen su entrada solemne los seminaristas diocesanos y josefinos, cuarenta y cuatro sacerdotes, los venerables cabildos diocesanos y de la Basílica de Guadalupe con su Abad, los señores Obispos de León y Querétaro, “y finalmente la Venerable imagen que es vitoreada por las multitudes con un cerrado aplauso. Al escucharse la marcha de honor el pueblo estalló en un grito prolongado y en un viva a la Virgen de Guadalupe, tan sonoro que repercutía en las vecinas montañas y tan sentido que oprimió los pechos, anudó las gargantas y agolpó las lágrimas en los ojos”.

Ante vivas, aplausos, dianas, llantos, gritos y oraciones entrecortadas por la emoción y las lágrimas, fue coronada la venerada Imagen, “era la fusión de los divino con lo humano, de María con el pueblo; de un pueblo que ofrece a María sus penas y alegrías, triunfos y fracasos, miseria y pobreza; que le ofrece sus familias y empresas, su corazón; era también la respuesta de María que aceptaba las demostraciones de amor. Resonaron los repiques avisando al mundo el acto culminante y único en la historia de esta ciudad”.

Y desde entonces, año con año los fieles sanjuanenses celebran el aniversario de tan especial acontecimiento

Comentarios (0)

Trackback URL | Comments RSS Feed

Los comentarios están cerrados.